Blog

Implante Capilar en Mujeres: La Alopecia Femenina

El cabello es uno de los atributos más importantes para muchas mujeres y su caída puede causar problemas con la autoestima e incluso la depresión. Según los expertos, 1 de cada 5 mujeres experimentará algún grado de pérdida de cabello generalmente causada por el envejecimiento, la enfermedad o los cambios hormonales después de la menopausia.

Para corregir el problema, algunas mujeres optan por usar una peluca o extensiones de cabello. Otros han tenido cierto éxito usando un medicamento prescriptivo tópico. La efectividad de dichos medicamentos varía en algunos pacientes y simplemente evita la pérdida adicional de cabello sin estimular un nuevo crecimiento apreciable. El implante capilar en mujeres, puede ser la respuesta para quienes se sienten incómodos con cualquiera de estas opciones.

¿Que es la Alopecia Femenina?

La alopecia femenina se trata de la enfermedad por la cual se produce una pérdida anormal del cabello, la cual puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas de la piel en la que existe pelo. Comúnmente, este problema  suele comenzar en torno a la mitad de los 20 y a lo largo de los 30 años; con cabellos más cortos y delgados cada vez. También es característica la pérdida de color, o que el pelo se muestre completamente transparente.

Al contrario que sucede en los hombres, este tipo de alopecia no suele progresar hasta la calvicie total: es habitual que se ensanche la parte frontal y se aclare la línea central superior para luego extenderse hacia los lados y la coronilla, manteniendo una mínima densidad capilar.

Tipos de Alopecia Femenina

Alopecia androgenética

La DHT (dihidrotestosterona) es la causa principal de la alopecia femenina, ya que reduce el tamaño de los folículos hasta que caen. Es un andrógeno o metabolito de la testosterona. Tiene una acción que causa un cambio en el cuerpo y produce el desarrollo de los órganos sexuales masculinos. El proceso hormonal de la testosterona se convierte en DHT, que daña los folículos pilosos, lo que ocurre tanto en hombres como en mujeres.

Se sintetiza en grandes cantidades en la próstata, en los folículos pilosos y en las glándulas suprarrenales. Tiene una relación directa con la enzima 5-α-reductasa porque es responsable de la producción de andrógenos y estrógenos. Se puede regular tomando inhibidores naturales de 5 alfa-reductasa, bloqueando parte de su acción y sus efectos en el cuerpo. La función de DHT es:

  • Cuidado del cabello.
  • Crecimiento del vello corporal.
  • Desarrollo muscular.
  • Producción masculina de voz.
  • La herencia genética también tiene una influencia significativa.

Alopecia difusa

También conocido como telogen effluvium. Este tipo de alopecia es temporal y reversible a menos que se combine con areata o androgenética. Aumenta el efluvio telógeno, la fase en la que cae el cabello. Lo normal suele ser una pérdida diaria de unos 100 pelos; Cuando se produce este tipo de alopecia, la pérdida es mucho mayor (300-500). Puede detectarse fácilmente mirando el cabello que permanece en la almohada o el cepillo mientras se peina; también si el cuero cabelludo está irritado o es muy sensible (“dolor de cabello” o trichodinia). Esto puede suceder cuando el cuerpo atraviesa un momento de estrés intenso (parto, desnutrición, infección grave, cirugía, dieta desequilibrada, etc.)

Alopecia areata

Es la pérdida de cabello en un área muy localizada, a través de “parches”; Esta pérdida puede ser lenta con el tiempo o muy rápida. Es causada por la inflamación de los folículos. Las causas son desconocidas; Se considera estrés, alergias, causas genéticas, contaminación del medio ambiente, etc…

Escala de Ludwig: Patrón de Alopecia Femenina

Para medir el tipo de alopecia femenina, la escala de Ludwig se utiliza para clasificar la calvicie de patrón femenino por área y grado de asignación. Por lo tanto, hay diferentes tipos:

  • Tipo I. El área central del cabello muestra el cuero cabelludo mientras está cerca. Hay una pequeña pérdida de cabello o se adelgazan.
  • Tipo II. El espacio vacío ha crecido y ahora es fácilmente visible. El cabello ha perdido densidad y volumen. Con esta graduación, se recomienda un trasplante de cabello.
  • Tipo III. No es muy normal. La parte superior de la cabeza tiene el cabello fino o hay una pérdida significativa de cabello. La zona con calvicie es muy visible.

Implante Capilar en Mujeres

Cuando los tratamientos preventivos no funcionan y la situación va empeorando año tras año, provocando un gran sufrimiento psicológico la mejor opción es el microinjerto capilar o Implante Capilar. Para realizar este procedimiento, se pueden utilizar 2 tipos de técnicas:

  • La Técnica FUSS o Técnica de la Tira: consiste en la extracción quirúrgica de una tira de la región de la nuca, de aproximadamente 1 cm de ancho y unos 15-20 de largo. Este área donante se sutura mediante una técnica que proporciona una cicatriz prácticamente indetectable; permitiendo al paciente esconderla con su propio cabello. Los folículos de esa tira de piel se separan uno a uno mediante unos microscopios. Posteriormente esos folículos individuales se implantan en la zona receptora de calvicie que interese; habitualmente en la zona superior y de las entradas. Esta técnica es la que consigue obtener un mayor número de folículos para trasplantar, y en mujeres, ya que no es necesario rapar el pelo.
  • La Técnica FUE: Se diferencia de la anterior en la forma de extracción de los folículos; que se realiza de forma individual mediante un instrumento llamado “punch”. La forma de implantar los cabellos es idéntica a la técnica de la tira (“pelo a pelo”; para obtener un resultado totalmente natural). El cabello implantado, si está correctamente seleccionado, carece de los genes para la caída, nunca se caerá y por lo tanto crecerá fuerte y sano para toda la vida en el lugar en el que se haya injertado. Este cabello procede de las regiones posterior y lateral de la cabeza, y nunca sufrirá el proceso de alopecia.

¿Hay Contraindicaciones?

Las contraindicaciones del injerto capilar en mujeres son muy excepcionales. No está indicado cuando la causa de la alopecia femenina es algún tipo de enfermedad inflamatoria del cuero cabelludo como el lupus; el liquen o la alopecia frontal fibrosante y en principio; tampoco en los casos de alopecia areata (relacionada con factores emocionales y de estrés), pues suele tener carácter reversible.

En el caso de las mujeres, a veces factores emocionales o relacionados con la mala alimentación; pueden ser los causantes de la alopecia femenina. Cuando se detecta estos casos y hay posibilidades de que el pelo vuelva a crecer por sí mismo; desaconsejamos el injerto capilar en mujeres y optamos por tratamientos alternativos como la plasma rico en plaquetas capilar; fototerapia o células madre capilar.

La recuperación tras la intervención es corta (especialmente en el caso del injerto capilar FUE), y el resultado siempre satisfactorio pues, al tratarse del propio pelo; no existe posibilidad de rechazo ni éste se vuelve a caer. Eso sí, el nuevo pelo se verá sometido al paso del tiempo exactamente igual que el resto del cabello; pero su debilitamiento o caída será lenta (a lo largo de años) y uniforme en toda la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *