Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Querer someterse a un implante de cabello, cejas o barba cuando encuentras calvas en dichas áreas está perfecto, pero siempre y cuando la ausencia capilar se deba a la genética, hormonas o malos hábitos en tu vida, más no cuando padeces de tricotilomanía. ¿Por qué decimos esto? Pues, el folículo implantado es permanente, pero no lo suficiente si se ve expuesto a ser arrancado.

Padecer de esta obsesión de quererse arrancarse los cabellos, las cejas o la barba no es sencillo de evitar si no eres consciente de ello y no llevas terapia a tiempo. Ser compulsivo y sin ser tratado por un psicólogo a tiempo puede conllevar a terribles consecuencias irremediables. Si quieres poblar tu cabellera, y no existe suficiente pelo donante por haberlo arrancado, no podrás ser candidato para la cirugía.

¿Qué es la tricotilomanía?

La tricotilomanía es un trastorno involuntario que ocasiona que las personas se arranquen el pelo de cualquier área -incluido el púbico- de forma impulsiva y desmedida. Pese a que es más común en mujeres que en hombres, los varones producto de su genética de calvicie, agravan más su situación y complican la realización de un implante capilar si es que se trata por la escasa cantidad de folículos en la zona donante.

Si este trastorno no es diagnosticado a tiempo, provocará la pérdida folicular completa en el área concentrada. Por consiguiente, también generará daños en la piel de la misma. Y eso si es que aún no ha empezado a comerse los cabellos o pelos, lo que terminaría en una extirpación quirúrgica para limpiar la zona. Si aún no padece de este mal, pero sí tiene muchos cambios emocionales por estrés o preocupación, busca ayuda o aprende a sobrellevar tus emociones.

Lee también:  ¿Cómo hacer crecer la barba?

¿Por qué se desencadena este trastorno?

¿Por qué se desencadena este trastorno?

La tricotilomanía se da en diferentes situaciones. Sin embargo, se acostumbra a asociar con el aburrimiento, distracción, estrés o tensiones producto de lo que ocurre en el día a día. Incluso padecer de ataques de nerviosismo también lo provocan y con mayor concentración. Si la persona no se da cuenta de lo que provoca, puede caer en otros trastornos obsesivos compulsivos que alteran la tranquilidad de la persona y de sus familiares.

La vida agitada de toda persona suele exponerla a alteraciones emocionales, inseguridades, dudas y rechazo de sí mismo, lo recomendable es que sea consciente de eso y no arrastre estos problemas a su espacio personal como su hogar. Los problemas pueden consumirlo como no espera y conllevarlo a tener reacciones violentas con su persona o con su entorno. La tricotilomanía tiene un tratamiento, busque ayuda y empiécelo.

Trátese antes de su implante de cabello, cejas o barba

El implante en cualquier de las tres áreas podrá otorgarle resultados efectivos siempre y cuando haya de dónde obtener las unidades foliculares a implantar. De igual forma, cuando usted haya completado su tratamiento, mientras no haya superado la tricotilomanía, no podrá ser candidato para la cirugía capilar.

Lo más probable y lo más seguro es que nuevamente se arranque los pelos. La intervención se echaría a perder si no ha superado el trastorno, pues, es más que garantizado que ante un escenario de desesperación vuelva a jalarse todos los cabellos y dejar calvas las áreas. Superar este problema no es fácil, pero si existe la voluntad de no querer vivir así, sea empeñoso y no tire la toalla. El implante de cabello, cejas o barba le otorgará un nuevo cambio a su imagen. ¡Atrévase!

Lee también:  Cuidados Luego del Trasplante de Barba

Diagnóstico DE LA TRICOTILOMANÍA

TRICOTILOMANÍA

La evaluación para determinar si padeces de tricotilomanía puede incluir:

  • Identificación de trastornos físicos o mentales que se asocie con arrancarse el pelo.
  • Cantidad considerable de pelos perdidos o áreas calva.
  • Cabello, cejas y barba con lesiones producto de los arranques.
  • Niega arrancarse el cabello pese a que se evidencie lo contrario.
  • Se percibe en la persona tensión, preocupación, nerviosismo, tristeza o depresión.
  • Presenta otras actitudes de autoagresión.
  • Placer o liberación cada que se arranque los pelos de la cabeza, cejas o barba.

Una vez hayas concluido tu tratamiento de tricotilomanía y presentes suficiente población en tu zona donante, ¡estás listo para tu implante! ¡Los grandes resultados te esperan!

CAPILAR CENTER – CENTRO DE IMPLANTE CAPILAR EN LIMA

CAPILAR CENTER – CENTRO DE RESTAURACIÓN CAPILAR EN LIMA

La Clínica Saint Paul cuenta con un área exclusiva para la restauración del cabello: Capilar Center Esta área brinda a los pacientes diversas prácticas quirúrgicas y tratamientos que ayudan a prevenir la caída de cabello.

El Dr. Edwin Vásquez, director de la clínica, fue reconocido en el 2014 por la revista Smart Beauty Guide como el mejor cirujano plástico en el Perú por su competente trabajo en el área médica, académica y de investigación en cirugía plástica, tanto en la práctica privada como en la universitaria-hospitalaria.

Además, es miembro de la Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración del Cabello (ISHRS), principal autoridad en tratamiento y restauración de la pérdida de cabello. La ISHRS ha logrado con éxito los resultados de los pacientes mediante la promoción de los más altos estándares de práctica médica e investigación en la industria de la restauración del cabello.

Y por último, pertenece a la Asociación Brasilera de Cirugía de Restauración Capilar, integrada por dermatólogos y/o cirujanos plásticos que realizan tratamientos y operaciones quirúrgicas del cuero cabelludo sin fines de lucro.

COMENTAR

Abrir chat
Agendar Cita